gato en casa

Mudanzas con gatos, todo lo que debes saber

Las mudanzas son procesos que pueden ser muy estresantes, tanto para los humanos como para las mascotas y, en especial, hay una especie que parece ser mucho más reacia a los cambios: los gatos. Si vives en compañía de un felino, sabrás que son criaturas de costumbres que perciben hasta el más mínimo detalle. Por eso, realizar una mudanza con gatos sin que estos se estresen puede llegar a ser todo un reto.

Si ese es tu caso, ¡has llegado al sitio indicado! En este artículo vamos a contarte cómo puedes reducir la sensación de ansiedad y estrés que podrá experimentar tu gato durante la mudanza. No te prometemos milagros, pero, con la preparación adecuada, seguro que tu mascota aceptará su nuevo hogar con mejor cara y menos maullidos.

Consejos para realizar una mudanza con gatos

La clave para una mudanza exitosa con gatos radica en la planificación cuidadosa. Aquí hay algunos consejos que te ayudarán a preparar a tu gato para afrontar mejor el proceso:

Evita cambios drásticos

Los gatos se agobian con mucha facilidad. De hecho, este es el motivo por el que tampoco aguantan en tus brazos mucho tiempo. No es que no te quieran, es que necesitan sentir que están al mando. Por eso, la idea de mudarse no les tranquiliza en absoluto. Antes de hacer que experimente un cambio fuerte, puedes ir introduciendo cambios de forma gradual.

Un buen truco es llevar a tu gato a la nueva casa antes del traslado oficial, para que pueda explorar y familiarizarse con el entorno. Deja que huela y que se pasee por donde quiera, es decir, que se acostumbre al olor.

Mantén la calma

Si tú estás nervioso/a, el gato lo percibirá, puesto que son animales sensibles a las emociones de sus dueños. Mantén la calma durante el proceso de mudanza para transmitir tranquilidad a tu gato. Si te sientes tranquilo, es más probable que tu gato también lo esté, así que intenta transmitirle una sensación de calma y bienestar y no rompas tu rutina habitual, porque también se dará cuenta.

Proporciónale un espacio seguro

Si vas a empezar a empaquetarlo todo en cajas, va a ser evidente que algo está ocurriendo, así que asegúrate de proporcionarle a tu gato un espacio en el que pueda huir de todo ese ajetreo. Si siempre se esconde en un sitio particular de la casa, intenta respetarlo. Y, si no, deja todas sus cosas en una misma habitación para que pueda refugiarse en ella.

Deja que el gato sea el último en mudarse

Ni se te ocurra hacer que el gato se traslade a la vivienda si todavía te queda tiempo para mudarte. Esto solo debe hacerlo cuando ya hayas llevado todos los muebles, para que no tenga que vivir el mismo proceso dos veces. Si llega y ve la casa ya montada con objetos que reconoce, el cambio será menor.

Haz suyo el nuevo espacio

Esto puedes hacerlo llevando sus juguetes preferidos o su manta favorita a la nueva casa, para que estén allí desde el primer momento. Otro truco puede ser frotar un paño suave en su cara y luego aplicarlo suavemente por los muebles y las esquinas de la nueva casa, para transferir su olor, ya que estos animales tienen un sentido del olfato muy desarrollado y se sienten reconfortados por sus propias marcas.

gato en casa

Cómo hacer que tus gatos se acostumbren al nuevo hogar

Puede que crear que una vez que te hayas mudado, el proceso de adaptación ha terminado, ¡pero nada más lejos de la realidad! Durante los primeros días e incluso semanas, es importante continuar ayudando a tu gato a aclimatarse a su nuevo entorno. Aquí te damos algunos consejos para facilitar esta adaptación:

  1. Mantén su rutina y la tuya: Continúa con las rutinas de alimentación y juego que tenías en la casa anterior y no realices cambios bruscos en tu rutina, puesto que esto proporcionará a tu gato un sentido de normalidad y seguridad. Incluso, si antes solías estar mucho tiempo fuera de casa, intenta estar más rato con él durante los primeros días, hasta que se sienta seguro solo.
  2. Establece zonas seguras en la nueva casa: Crea zonas seguras con camas y juguetes familiares. Esto le dará a tu gato lugares familiares en los que refugiarse mientras se acostumbra a la nueva casa. Si decide que quiere esconderse en una caja, no la tires de inmediato. Puede que le ayude a sentirse protegido durante los primeros días.
  3. Proporciona lugares elevados: A los gatos les encantan las alturas. De hecho, si has convivido con más de un felino, es probable que te hayas dado cuenta de que compiten por ver quién está más alto, como si eso determinará su jerarquía. Si quieres que tu gato sea feliz, intenta colocar estantes o árboles para gatos cerca de las ventanas, para que puedan mirar hacia afuera y sentirse seguros.

Gato en ventana

Tal vez evitar que tu gato se estrese durante una mudanza es difícil, ¡pero no una misión imposible! Siguiendo estos consejos, estamos seguros de que podrás aliviar, ya sea en mayor o menor medida, el estrés de tus mascotas. Así que, ya sabes, ¡ponte manos a la obra y trabaja por construir un hogar ideal para tu familia al completo!